El relleno sintético puede ser de espuma con memoria de forma o de látex. Comparado con los materiales naturales, los sintéticos son muy maleables. Por lo tanto, pueden utilizarse para hacer almohadas ergonómicas. También son más hipoalergénicos y más fácil de cuidar. La almohada de espuma con memoria o de espuma viscoelástica tiene la capacidad de recuperar su forma inicial con cada movimiento. Se adapta perfectamente a la morfología del durmiente. Este relleno se recomienda para personas con problemas de espalda o cervicales. La almohada de látex ofrece un buen soporte, flexibilidad y una excelente circulación de aire gracias a su estructura de panal. Las almohadas de látex son cómodas, saludables e higiénicas. Algunos fabricantes mejoran la calidad de estas almohadas añadiendo látex natural, ofreciendo así una almohada con un relleno mixto.