Hay que distinguir entre el aceite de coco extra virgen (de la pulpa de coco fresca) y el aceite de copra (de la albúmina seca). El aceite de copra es que se utiliza a menudo en las fábricas de jabón. Además, este último se refina, blanquea, desodoriza con frecuencia y no tiene ni el sabor ni el olor específicos del coco.