Hay varios métodos para limpiar su colchón, elija el que más le convenga de esta lista. Limpiar un colchón con amoníaco La receta: mezclar unas gotas de líquido lavavajillas y una taza de café con amoníaco con 1 o 2 litros de agua. Limpieza: recuerde que debe proteger la piel de sus manos con guantes cuando limpie. Use una esponja o un paño, que empapa con la solución previamente aplicada. Enjuague: para ello, use una toalla empapada en agua clara y escurrida. Si el guante se vuelve de color, continúa la operación con otro. Seca el colchón con un secador de pelo puesto a una temperatura cálida.